21/07/2016

Lo que nos deja la naturaleza

Andrea Ochoa Murgas

Óyete, entiéndete, descífralo y actúa.

Desde la majestuosidad de la selva colombiana, el paisaje mas preciado de la sierra de Santa Marta, la imponencia de las diferentes especies de árboles que en medio de la nada me rodean, la densidad del manglar, los sonidos al atardecer, la desembocadura perfecta del río en el mar y de los mas hermosos atardeceres naranja rosado que haya podido ver; desde ahí y desde el fondo de mi corazón, hoy los invito a que hagan parte de la transformación, oyendo su intuición, sus sentidos, su ser interior, pero sobre todo enfocando su energía en sus sueños y en el poder de hacerlos realidad.

La transformación es un proceso de confianza que te lleva al crecimiento, a partir del autoconocimiento. Es levantarte con el firme propósito de querer cambiar y emprender al menos una acción en sintonía con tu objetivo, para lograr así lo que sueñas vivir. La transformación es aquí y ahora, es rescatar un poquito de buena voluntad y hacer lo que tu corazón y tu esencia te han pedido hacer desde hace mucho tiempo.

No pretendas que el mundo se transforme cuando tu no has empezado. No necesariamente necesitas llevar a cabo “grandes” acciones para lograrlo. Simplemente oye tu cuerpo, conócete y aprende a descifrar la información que tienes dentro. Pregúntate si eres feliz con tu estilo de vida, te ejercitas lo suficiente? Comes saludablemente? Dedicas espacios para ti? Cuando fue la última vez que le devolviste algo a la madre tierra? Cuando fue la última vez que te oíste y decidiste actuar? Tal vez lo has postergado por mucho tiempo, el miedo te ha paralizado y has hecho a un lado lo que es latente para tu espíritu. Óyete, entiéndete, descífralo y actúa. Actúa hoy, el pasado ya ocurrió, el futuro es una ilusión, el ahora es el mas valioso de los regalos, por eso se llama presente.

Atrévete a vivir la experiencia que te has venido negando y transforma tu cuerpo alimentándolo conscientemente, preparando tus propios alimentos, que han crecido en tu tierra, ricos en nutrientes, puros y naturales, sin procesos, simplemente como son. Transforma tu espíritu dedicándote tiempo, meditando, oyéndote, activándote, alineándote. Trasforma tu mente, leyendo y aprendiendo algo nuevo todos los días, ponte al máximo y rétate, desde el amor y el aprendizaje.

Que el eterno sol te ilumine en tu proceso de transformación y recuerda siempre que no estás solo, se vale pedir ayudar, siempre y cuando: ACTUES!

Bonita noche repleta de sueños  :)

Suscríbete a mi newsletter

Ingresa tu correo y entérate de las últimas noticias que Adri Sanz tiene para ti.